Noticias Viajes

Cómo viajar con gatos en avión

viajar con gatos en avión
Compartir esta entrada...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

¿Estás planeando tu próxima escapada? Quizá estés pensando en viajar con tu mascota pero muchas veces te has preguntado cómo hacerlo. En este artículo te quiero contar cómo viajar con gatos en avión para que no sea un problema que te eche para atrás a la hora de decidir viajar, mudarte, etc.

A continuación, te dejo los pasos y consejos que debes tener en cuenta antes de meter a tu gato en la maleta.

Elige una aerolínea que permita volar con gatos

Es el primer punto a tener en cuenta y el más importante, pues si no luego vendrán los problemas.

Antes de iniciarte a planear un viaje con tu gato, es necesario asegurarte de que la aerolínea elegida permite volar con mascotas. De hecho, ninguna de ellas está obligada a hacerlo, por lo que no podrás reclamar en caso de que tu gato no pueda subir al avión.

Lo mejor que puedes hacer es llamar directamente a la aerolínea para que te expliquen si aceptan mascotas a bordo y el proceso de compra del billete, pues este suele ser más complicado, ya que tarda más en recibir aprobación.

Viajar con gatos en avión: documentación necesaria

¿Qué documentación necesitas para viajar con tu gato? Muy sencillo. De la misma forma en la que tú vuelas con tu DNI o pasaporte, el gato necesitará un pasaporte de mascota.

Este pasaporte es expedido por el veterinario y lo suele otorgar al ponerle el chip al animal, independientemente de que vaya a viajar en avión o no.

Para viajar con un gato en avión, en Europa es obligatorio contar con este pasaporte, así como con la vacuna de la rabia. En otros destinos, incluso se exige que esté desparasitado con unos tratamientos específicos.

Además, dependiendo del destino al que te dirijas pueden ser más o menos permisivos con las mascotas. Lo mejor es llamar a la embajada del país y asegurarte de que cumples con todos los requisitos para poder viajar hasta allí con tu gato.

gato en transportín
Gato en transportín | Vía: pxhere.com

Transportín adecuado para tu gato

Antes que nada, a la hora de volar con tu gato debes pensar en su comodidad. Elige un transportín adecuado en el que tu mascota se sienta a gusto y que, además, cumpla las reglas exigidas por la aerolínea elegida.

Como norma general, se permite llevar en cabina a gatos que pesen un máximo de entre 7 y 8 kilos con transportín incluido. Si el peso es mayor, es probable que no puedas llevarlo contigo en la cabina. Esto lo sabrás cuando llames a la aerolínea para pedir toda la información.

Si vuelas con escalas, deja que descanse

Si vas a realizar un viaje largo con tu gato, que además incluya escalas en otros aeropuertos, no lo dejes dentro del transportín todo el tiempo.

Infórmate si dentro del aeropuerto hay una zona de descanso o un patio pequeño donde el animal pueda estirarse, andar un poco y comer y beber, siempre con moderación.

Si tu mascota prefiere no salir del transportín, tampoco la fuerces. Recuerda que es una situación estresante para él y un lugar desconocido, y los gatos no son muy amigos de este par de conceptos.

gato en maleta
Gato en maleta | Vía: pxhere.com

Que no coma y beba demasiado antes de un vuelo

No dejes que tu gato coma y beba demasiado antes de montar en un avión. De hecho, son varias las aerolíneas que recomiendan llevarlo con un par de horas en ayunas.

Esto es conveniente para evitar que le entren ganas de hacer sus necesidades dentro del avión o que, en el caso de que se maree, vomite por no haber realizado la digestión de forma correcta.

No optes tampoco si no es estrictamente necesario por darle un relajante químico al gato antes de volar. Quizá se porte tan bien que ni te enteres de que lo llevas contigo y, en caso contrario, siempre puedes dárselo en el avión cuando compruebes que lo necesita.

No vueles con tu gato si no es muy necesario

Los gatos no son muy amigos del avión, ni de ningún otro medio de transporte. De hecho, no son muy amigos de viajar en general.

Por ello, es recomendable no viajar con él a no ser que sea estrictamente necesario, como la mudanza a otro país o largos períodos de vacaciones. No para unos días.

Estos animales adoran sus rutinas, su casa, su territorio conocido. Todo lo que sea salir de ello se traduce en estrés y agobio. Evita este tipo de situaciones en la medida de lo posible. Aunque eso sí, si te vas a mudar o vas a viajar durante mucho tiempo, llévalo contigo, pues es con quien quiere estar.

No tengas dudas de que las aerolíneas que permiten viajar con gatos en su avión harán todo lo posible por facilitarte la tarea y darte toda la información necesaria para que ambos podáis volar sin ningún problema.

Compartir esta entrada...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Encarni Ortiz.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  www.one.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies? para mejorar la experiencia del usuario. Pulsa aceptar para seguir navegando o échale un vistazo a la Política de cookies.    Ver
Privacidad