10 cosas que debes hacer en tu próxima visita a París

cosas que hacer en París

No sé qué tiene París, que a todos los viajeros nos enamora. Será su halo romántico, sus imponentes monumentos históricos, el río Sena en todo su esplendor… Cuando llegas y ves sus dimensiones, terminas por no saber qué hacer en París.

Para muchos la Ciudad de la Luz, para muchos otros la Ciudad del Amor. Seas del grupo que seas, conoce estas 10 cosas que hacer en París en tu próxima visita.

1. Pasear a la orilla del Sena

rio-sena-paris
Vistas del río Sena, París

El Sena es un río especial. Uno de mis momentos preferidos cuando viajo es pasear por los ríos de las ciudades y del Sena me quedé completamente enamorada.

Pasear por encima a través de sus innumerables y preciosos puentes ya es una delicia. Pero hacerlo justo por la orilla en un paseo relajante es algo que no tiene precio.

En invierno debes ir un poco más pendiente ya que por la noche pasarás frío si no vas abrigado adecuadamente. De hecho, siempre es bueno echar algo «por si acaso» aunque sea verano si tenemos planeado una visita a la orilla.

Por lo demás, paseando por el Sena te sentirás como el protagonista de una novela romántica. Admirar los puentes y sus bellas farolas, quedar prendado de las luces de París… Todo en esta ciudad tiene una belleza particular.

2. Admirar la Catedral de Notre Dame

notre-dame-paris
Catedral Notre Dame, París

Hace muy poco que asistimos devastados al terrible incendio que asoló la Catedral de Notre Dame. Sin embargo, considero que no se puede hacer una ruta de cosas que hacer en París sin incluir la visita a esta maravilla de estilo gótico que corona señorial la Île de la Cité.

Aunque solo podremos admirar el exterior, ya que gran parte del interior y toda la cubierta ha sido arrasada por las llamas, merece la pena hacer una parada ante el monumento.

A pesar de que ha perdido parte del esplendor del que gozaba hace tan solo unos días, estoy segura de que sigue siendo maravilloso postrarte ante la Señora de París y admirar su magnificencia y la forma en que ha resistido en pie a pesar del fuego que la acosó durante interminables horas.

Historias, literatura… Notre Dame no es solo religión. El autor Victor Hugo la encumbró en su obra Nuestra Señora de París, un libro que funcionó como queja por el mal estado ya en el siglo XIX del edificio.


“Los grandes acontecimientos tienen consecuencias incalculables”

Victor Hugo, Nuestra Señora de París

3. Sentirte pequeño en la Torre Eiffel

torre-eiffel-paris
Torre Eiffel, París Fuente: pxhere.com

No se puede hablar de París sin comentar su monumento más representativo. Sí, hablo de la conocida Torre Eiffel.

Impresionante ver París desde las alturas, aunque si no eres demasiado amigo del riesgo, también puedes disfrutar de la Torre desde muchos puntos. Se erige como un faro que se ve prácticamente desde cualquier punto de la ciudad.

Desde los Campos de Marte podrás admirarla a un par de pasos mientras disfrutas de un picnic en un día de primavera o descansas después de haber llegado andando hasta ella.

En Trocadero se disfrutan las mejores vistas de la Torre Eiffel. Desde este mirador salen unas fotografías preciosas con el monumento de fondo y casi obligatorias para cualquier viajero que se acerque a contemplarla.

Cuando te sitúas a sus pies (ahora la zona está acordonada y ya no puedes andar justo por debajo), te sientes tan pequeño que es impresionante cómo ese amasijo de hierro te hace replantearte la totalidad de tu existencia.

4. Disfrutar de las luces de París

paris-de-noche
Vista nocturna de París

Enamorarte del París nocturno creo que es una de las mejores cosas que hacer en la ciudad. Cuando se pone el sol en París y comienzan a titilar las luces de las farolas, comprendes por qué es conocida como la Ciudad de la Luz.

París impresiona de día, pero de noche te encadila con un encanto especial. Pasear por los puentes del Sena bajo la tenue luz de las farolas es algo inexplicable. Admirar la fachada de Notre Dame completamente iluminada y ver cómo cambia al no estar llena de turistas es algo que no se puede pagar con dinero.

Pero estar pendiente en todo momento de la iluminación de la Torre Eiffel, que cada hora en punto se engalana y nos hace el tremendo regalo de poder admirarla de esta forma:

Vista nocturna de la Torre Eiffel

Eso, eso es algo que te deja sin palabras. Y entonces comprendes por qué la llaman Ciudad del Amor. Y por qué se relaciona siempre con todo lo bonito.

Porque pasear de noche por París te hace olvidar todo lo malo que sucede en el mundo.

5. Perderte por el Barrio Latino

panteon-de-paris
Panteón de París | Fuente: pxhere.com

Es innegable que en París existen un sinfín de barrios por los que perderte e impregnarte de diversas culturas tanto francesa como extranjeras. Pero el Barrio Latino se lleva el premio en esto de la multiculturalidad.

El Barrio Latino es uno de esos barrios en los que te sientes como en casa aunque estés al otro lado del mundo.

Situado muy cerca de la Île de la Cité, podemos aprovechar cuando vayamos a admirar Notre Dame y darnos una vuelta por el Barrio Latino.

Aquí se puede comer barato, se pueden encontrar librerías llenas de encanto cargadas de libros de segunda mano en perfecto estado y con mucha historia, pasear por sus calles y seguir hasta llegar al Panteón de París.

En la calle del Panteón (Rue Soufflot) hay algunos restaurantes donde, contra todo pronóstico, podremos comer rápido y por buen precio como el Columbus Café & Co. Ideal si no tenemos mucho presupuesto y queremos continuar nuestra visita cuanto antes.

6. Degustar una crêpe de las de verdad

crepes-barrio-latino-paris
Crêpes en Barrio Latino, París

Si hay algo que nos llama la atención de Francia en general es su gastronomía. Queso, foie, y cómo no, sus crêpes. Si visitas París es casi obligatorio degustar alguna de estas delicias.

Dulces, saladas… Cualquier tipo de acompañamiento les viene bien. En el Barrio Latino hay varios restaurantes donde puedes comer auténticas crêpes francesas tanto de jamón york y queso como rellenas de chocolate.

En prácticamente cualquier restaurante que ofrezca comida francesa se pueden encontrar, ya que además son bastante demandadas por los turistas. Si optas por probarlas en un puesto callejero, tampoco te decepcionará. ¡El olor por la calle te hará querer ir directo!

Una receta sencilla pero que gusta a todos. Para desayunar, comer e incluso cenar. En Francia siempre encontraremos este pequeño manjar para reponer fuerzas después de un ajetreado día conociendo todos sus lugares.

7. Sentirte parte de la nobleza en Versalles

palacio-de-versalles-interior
Interior del Palacio de Versalles

Si visitas París con tiempo, es muy recomendable desplazarte unos kilómetros y conocer el majestuoso Palacio de Versalles.

A unos 40 km de la capital francesa, encontramos una maravilla arquitectónica que impresiona nada más verla. Los exteriores del palacio te invitan a conocer más y más la historia que rodea sus muros; el interior te hace sentirte como parte de la corte de la famosa María Antonieta; y en los jardines te apetece ser partícipe de los juegos que practicaba la nobleza francesa para matar el tiempo en sus tiempos de gloria.

Aunque se puede ir en autobús, la forma más directa y corta para ir desde París es desde el cercanías. Para admirar el castillo, debemos bajarnos en la estación Versailles – Château – Rive-Gauche. (Es necesario adquirir un ticket de zona 1-4 París – Versailles Rive Gauche).

La entrada completa con audioguía se puede adquirir aquí a partir de 20€. Los menores de 26 años pertenecientes a la Unión Europea pueden acceder a todas las instalaciones tan solo presentando su documento de identidad.

8. Saca tu lado romántico en el Pont Des Arts

pont-des-arts-paris
Candados en el Pont des Arts, París | Fuente: Pxhere.com

París, la ciudad de los enamorados del amor. París y sus candados, símbolos del amor eterno. París y su puente más famoso para los románticos: el Pont des Arts.

Paseando sobre el río Sena, encontramos este puente lleno de candados con los que millones de parejas al año sellan su amor con la Ciudad del Amor como testigo.

Además de vivir el momento romántico, desde este puente podremos admirar la infinidad de luces del París nocturno y disfrutar de unas maravillosas vistas de la Île de la Cité, coronada por la imponente Notre Dame.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que desde hace unos años el ayuntamiento de París decidió ponerle fin a la práctica de colocar el famoso candado en el puente, debido al problema que esto suponía.

Enamorados del mundo, siempre podremos admirar la belleza de París solos o en pareja y declararnos nuestro amor sin necesidad de símbolo alguno, ¿no creéis?

9. Admira la belleza del Museo del Louvre

museo-del-louvre-paris
Museo del Louvre, París

Uno de los museos más famosos del mundo. Se puede decir incluso el museo más importante de toda Francia. Casa de obras de valor incalculable como La Gioconda de Leonardo o La libertad guiando al pueblo. Y un edificio digno de admirar.

Si visitas la ciudad, una de las mejores cosas que hacer en París es hacerle una visita al Museo del Louvre.

Si vas con poco tiempo y no ves factible poder echar al menos una mañana (aunque puedes estar incluso días recorriéndolo) de tu viaje dentro del museo, al menos visita sus inmediaciones. Entra a su patio interior y admira sus famosas pirámides de vidrio.

Esta antigua fotaleza que data del siglo XII guarda entre sus muros historias de grandeza y realeza. No en vano, fue residencia de algunos reyes como Carlos V antes de que el Palacio de Versalles se utilizara para este fin.

10. Perderte por el mítico Montmartre

Moulin Rouge en Montmartre, París

Si en tu alma vive un artista, Montmartre es tu visita obligada en París. El barrio de los pintores encierra entre sus calles historias de belleza, arte y amores no correspondidos.

El famoso Moulin Rouge se encuentra aquí, así como varios otros locales de espectáculos no tan conocidos. Sin embargo, si por algo es conocido Montmartre es por la fama adquirida gracias a pintores y artistas de renombre como Toulouse-Lautrec.

Aunque se puede llegar andando perfectamente, puede hacerse algo pesado debido a sus innumerables cuestas. Sin embargo, aunque la más cansada, esta es la mejor forma de conocer el barrio y todos sus encantadores rincones.

Coronando este barrio bohemio, encontramos otra de las maravillas que hay que ver en París: el Sagrado Corazón. Se puede acceder a él subiendo los 197 escalones del barrio o en un funicular.

10 + 1. Disfruta de la historia que guarda la Plaza de la Bastilla

plaza-de-la-bastilla-paris
Plaza de la Bastilla, París | Fuente: Pixabay.com

No podemos imaginar París sin que se nos venga a la mente una de sus épocas más famosas: la que se vivió durante la Revolución Francesa.

En la Plaza de la Bastilla fue donde comenzó todo. Tras el asalto a esta prisión por el pueblo, los acontecimientos no hicieron más que sucederse en una época sangrienta y oscura de la historia de París. La prisión fue destruida y en la plaza hubo un corto período de tiempo en el que se situó la guillotina.

Sin embargo, en la actualidad poco tiene que ver con lo que se vivió en aquellos tiempos. Ahora la plaza cuenta con un monumento de 52 metros de altura conocido como la Columna de Julio coronado por la estatua de bronce de un genio que porta una antorcha en la mano derecha y una cadena rota en la izquierda como símbolo de libertad.

Además, también encontramos en la plaza la Ópera de la Bastilla. Un edificio vanguardista que dista mucho de la otra gran ópera de París: la Ópera Garnier.

Un rincón cargado de historia y muy interesante de conocer si vas a viajar a París por primera vez.

*Las imágenes donde no se menciona la fuente son realizadas por mí y agradecería que no se utilizaran sin permiso expreso para ello.

**El enlace al libro Nuestra Señora de París es un enlace de afiliado de Amazon. Si lo compras a ti te cuesta lo mismo y a mí me ayudas a mejorar el blog con una pequeña comisión. ¡Gracias! 🙂

Comparte tu lecturaShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Encarni Ortiz .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios www.one.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.